miércoles, 31 de octubre de 2012

Perdón??

Estamos en la era en que necesitamos a alguien para que nos pida perdón por este puto verano con lluvia y este puto invierno con sol... 

He notado algo que seguramente viene ocurriendo hace mucho tiempo pero como es normal en mi caso, son contadas las ocasiones en que mis cables hacen conexión con el mundo exterior y puedo apreciar lo que sucede a mi alrededor, en otras palabras sufrí una iluminación social.
El hecho en cuestión ocurrió hace un par de días, iba yo pensando en porqué la mosca vuela cuando de pronto me topé con una cara conocida, conocidísima... era el desgraciado ese. Estaba yo alucinando? Era algo probable pero no, esa opción quedo descartada, porque en mis alucinaciones él nunca me mira con esa cara de desprecio y asco?¿ Y yo con el buen manejo que tengo de mí misma no pude ´más que salí corriendo. Corrí como si yo le debiese algo, como si esta situación de mierda fuese mi culpa. Como si tuviese que pedir perdón.
Ese! ese era el sentimiento exacto, sentía como si tuviese que pedirle perdón... y este pensamiento no es nuevo, desde que todo se fue al carajo con él siento eso. Y mientras las horas pasaban y la gente se movía a mi alrededor, caí en cuenta que todo es así ahora. Uno se cierra muchas veces por que todos van por la vida mirándolo mal a uno por no ser como ellos, por registrar todo a distinta frecuencia. Y me dí cuenta que no me sucedía solo a mi. Veo a muchos que van por ahí tanteando terreno con la gente, cuidando no revelar mucho por miedo a ser juzgados y terminar como otros tantos pidiendo perdón por pensar de determinada forma, por vestir de cierta manera, por no tener los recursos suficientes, por caminar así,  por eructar mientras comes, por no bañarte todos los días, por no participar en estúpidas reuniones sin sentido, por carecer del sentido de lo superficial y así hasta terminar pidiendo perdón por existir. 
Triste es pintarlo así pero es cierto, la soledad pesa mucho y todos (si toooodos) terminamos pidiendo perdón por ser como somos para evitar que nos ignoren. Nos disculpamos por lo que somos y nos perdonan por lo que prometemos ser.
Esto pasa en muchos aspectos de mi vida y recuerdo que un compañero me preguntaba:
-Porqué eres tan callada y cerrada?¿
-Bueno, quién dice que soy así?¿ Si tu me ves así es porque eres parte de la lista de personas que poco me interesan y que prefiero no tratar por que seguramente terminaré pidiendo perdón.
Es muy cierto y aunque todo lo dicho anteriormente me lleva a ser tachada como fría y misántropa  siempre es mejor ser lo que uno es, para bien o para mal.
Tengo que confesar que no pensaba hacer este post con ciertos enfoques y ciertamente no quería mencionarlo a él, todo esto por el síndrome del perdón. Pero así las cosas, fue él quien me llevo a darme cuenta de esto y creo que se merece el crédito. 
A la final cada quien sabe si pide perdón, si perdona o si ese termino no esta en su vocabulario.
Si por algo me debes de perdonar es por quererte tanto sin tener motivo para ello. Pero para querer no se necesitan excusas, por eso, aunque quisiera no podría pedirte perdón. 
Si de algo te sirve, yo también siento que debes pedirme perdón aunque sé que no lo harás y no espero que lo hagas. De culpables e inocentes esta tapado el cielo, yo prefiero el infierno.

PD: Prometí no volver a hablar de él, pero que me parta un rayo si ya no me importa. Seguiré escribiendo hasta que por si solo se vaya de mis letras. No puedo forzar mi mente a nada y no voy a pedir perdón por decir lo que siento.