martes, 22 de octubre de 2013

Orgullo

...y es que el orgullo ya no me deja decirte nada, ya no quiere que te busqué... aunque te necesite, ni siquiera me deja escribirte... me calla cuando lo único que quiero es contarte de esta angustia.