miércoles, 16 de octubre de 2013

Indiferencia

Y se dio cuenta que el olvido no existe… solo existe la indiferencia, esa tan implacable, esa que nos hace parecer muertos. Entonces se resignó a recordar aunque duela, con ese dolor tan terrible que llega hacernos sentir vivos.