martes, 4 de septiembre de 2012

PARA QUÉ INSISTES EN PERDERTE EN LAS SOMBRAS

Ángel portador de la luz…
Ni el propio Dios podría borrar
la provocativa luz
de tu mirada
Para qué insistes en envenenarte
con sudor ajeno
Y crucificarte en oscuros espacios de miserias
Tú eres y brillas
aún en la demencia
que te inventas
Brujo en la penumbra del caos
Hechicero en un mundo enfermo
Animal en cuerpo de hombre
Ángel con alas de miedo.
Tengo tus garras surcando mis brazos
Tu lengua asfixiando el recuerdo
Tus dientes desgarrando mi alma
Tus manos camino al infierno
Portador de locura indecible
Demente entre tantos soberbios
Demonio
Profeta
Luzbel
…mi otro yo y mi veneno. 


-Leonor Dinamarca-