domingo, 2 de diciembre de 2012

Hablando de cajas estúpidas y estúpidos sin caja


Jaime Guevara hoy dijo que la sociedad (zoociedad para mi) está tan en decadencia que te juzgan hasta por como te vistes, no puedes ir a pedir un empleo vistiendo camisetas de Cannibal Corpse ni con esas melenas eternas, si te ven un tatuaje te preguntan si se puede borrar.... de hecho tu futuro jefe despota te dice: y esa manzana??? q hace con una manzana??? y uno responde: es para comer pues. Jajaja ya ni eso se puede, si vas por el mundo con una manzana eres un drogadicto por ley. Ya ni el vegetarianismo se respeta.
Tan desvalorizado esta el ser humano que ya no importa lo que tengas en el cerebro, sino de que color es tu camisa.
Yo digo que todo esto tiene gran culpa la caja estúpida que la gran mayoría tiene en su casa y que las malas lenguas cuentan que se llama televisión. No sé la verdad cual es el promedio de horas que la gente pasa frente a ese objeto atrofiándose las neuronas pero asumo que muuucho tiempo. Se levantan y la encienden, se cepillan los dientes con las matanzas de Irán de fondo, desayunan escuchando las muertes por habruna en África y se van a un trabajo que odian para comprar cosas que vieron en la tele de seguro pero que no necesitan para agradar a gente que detestan. 
Nunca entenderé eso.
Y es que por medio de esa caja estúpida los medios de consumo y el capitalismo llegan a ustedes y les absorben la materia gris (asumiendo que tienen), la sociedad corrompe la libertad y la televisión es un medio para ello.
Y así vemos por la calle estúpidos sin caja, que se autoetiquetan de aniñados, de socialistas, de punks, de ñoños y tratan como basura al resto que no tiene la misma etiqueta que ellos, como si de nacimientos todos viniésemos de fabricas diferentes unos con cajas más lujosas que otras, con etiquetas más caras. 
Que triste ya no solo nos divide la raza, también la ropa, el dinero, las costumbres y esa caja estúpida que a la final parece ser más inteligente que algunos.
Veo eso y me da tristeza, lo malo es que no soy muy revolucionaria de corazón y en vez de ir a sus casas a romper teevisores con mi martillo mejor me siento a leer un libro.... en un mundo muuuy lejano al suyo. Donde lo que pienso no depende de una caja llena de cables. 

PD: cierran los bares los militares, la chapiza realiza la requisa!!! :D